Plan de formación

 

Dirigida a jóvenes y a adultos a partir de 12 años, su objetivo es preparar a los alumnos para poder participar en un grupo de alabanza, conseguir que se expresen y disfruten haciendo música.

 

Áreas:

1.- Clases de Instrumento: clases de cada instrumento de una hora semanal

2.- Lenguaje musical: 2 cursos (Lenguaje Musical 1 y Lenguaje Musical 2). Clases grupales de una hora semanal

3.- Grupos: clases colectivas, de 5 a 8 músicos, de 20 minutos. Se estructuran en 2 niveles (Básico  y Medio). 

 

 

Objetivos

 

OBJETIVOS DE GRADO BÁSICO Y MEDIO:

a) Apreciar la importancia de la música como lenguaje artístico y medio de expresión cultural de los pueblos y de las personas.

b) Expresarse con sensibilidad musical y estética para interpretar y disfrutar la música.

c) Tocar en público, con la necesaria seguridad en si mismos, para comprender la función comunicativa de la interpretación musical.

d) Interpretar música en grupo habituándose a escuchar otras voces o instrumentos y a adaptarse equilibradamente al conjunto.

e) Ser conscientes de la importancia del trabajo individual y adquirir las técnicas de estudio que permitan la autonomía en el trabajo y la valoración de si mismo.

f) Valorar el silencio como elemento indispensable para el desarrollo de la concentración, la audición interna y el pensamiento musical.

 

OBJETIVOS A ALCANZAR EN LENGUAJE MUSICAL:

a) Compartir vivencias musicales con los compañeros de grupo, que le permitan enriquecer su relación afectiva con la música a través del canto, del movimiento, de la audición y de los Instrumentos.

b) Utilizar una correcta emisión de la voz para la reproducción interválica y melódica en general, hasta considerarlas como un lenguaje propio, tomando el canto como actividad fundamental.

c) Demostrar la coordinación motriz necesaria para la correcta interpretación del ritmo, utilizando destrezas de asociación y disociación correspondientes.

d) Utilizar el “oído interno” para relacionar la audición con su representación gráfica, así como para reconocer timbres, estructuras formales, indicaciones dinámicas, expresivas, temporales, etc.

e) Interpretar de memoria melodías y canciones que conduzcan a una mejor comprensión de los distintos parámetros musicales.

f) Relacionar los conocimientos prácticos de lectura y escritura con el repertorio propio del instrumento.

g) Realizar experiencias armónicas, formales tímbricas, etc. que están en la base del pensamiento musical consciente, partiendo de la  práctica auditiva, vocal e instrumental .                                             

 

JoomShaper